Consejos de seguridad para tu chimenea de leña

Consejos de seguridad para tu chimenea de leña

Cuando se acaba el verano, muchas personas se interesan en comprar leña en Cantabria debido a la bajada de las temperaturas propia del otoño y del invierno. Esta clase de combustible ofrece un calor realmente único y hace que el interior de una vivienda calentada con leña resulte realmente acogedor. Ahora bien, es importante tener en consideración una serie de medidas de seguridad para evitar que surja ninguna clase de problema en la chimenea en la que haces arder la leña. En este artículo te presentamos algunos de estos consejos.

Es importante que en cada temporada se revise el estado de la chimenea y de sus conductos. Tienes que considerar que el humo de la leña contiene hollín que se suele acumular en dichos conductos, que, además obstruir la salida fluida de humo, puede resultar inflamable, con el consiguiente riesgo. Si observas que tus conductos se encuentran demasiado sucios, lo mejor es contactar con un profesional que proceda a la limpieza de los mismos de una manera limpia y segura.

No se deben no elementos al fuego. Esto, como bien saben quiénes desean comprar leña en Cantabria, es un riesgo realmente alto. ¿Por qué? Porque la combustión de ciertos materiales puede resultar tóxico e, incluso, derivar en una explosión; así que lo mejor es evitarla.

Alrededor de la chimenea no deberías situar materiales que sean fácilmente inflamables. Por ejemplo, no es recomendable dejar cerca elementos textiles, como ropa, cortinas o toallas.

En Carbones y Transportes Mencía sabemos de la importancia de tomar estas y más medidas de seguridad. Si deseas buena leña para calentarte, contacta con nosotros.

haz clic para copiar mailmail copiado